Pensamientos de un (no tan) joven pastor

¿QUÉ PIENSAS DE MÍ? ¡DALE LIKE A MI FOTO!… ¡NECESITO DE TU APROBACIÓN!

Y es que amamos ser amados… Existe algo que nos llena a muchos de nosotros, los mortales cuando alguien opina bien acerca de nuestra labor o de nuestra vida. Pero hay una línea muy delgada, una línea a la que hay que prestar atención, ya que, si la cruzamos, ingresaremos a un círculo vicioso destructivo de nunca acabar…

Así es, estoy hablando de nuestro ANHELO DE APROBACIÓN.

Probablemente muchos puedan decir que esto es algo que no les afecta, pero aquí te dejo un pequeño test para ver si en realidad anhelamos la aprobación de otros para poder funcionar bien (Haz click en “READ MORE”):

SEÑALES QUE ANHELAS LA APROBACIÓN

  • _____ TE OBSESIONAS CON LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS 
  • _____ ERES MUY SENSIBLE A LAS OFENSAS
  • _____ COMPROMETES TUS VALORES
  • _____ SE TE HACE DIFÍCIL COMPARTIR TU FE
  • _____ TE CUESTA DECIR NO

Si haz marcado una o más, entonces vives para buscar aprobación. Reniega todo lo que quieras, trata de contradecirme, pero nada cambiará la realidad.

Aquí te dejo la verdad al desnudo: “Obsesionarte de lo que la gente piensa de ti, es la forma más rápida de olvidar lo que Dios dice de ti.”

ALonso montenegro

“Temer a la gente es una trampa peligrosa, pero confiar en el Señor significa seguridad.” PROVERBIOS 29:25

Es tu elección. Un camino lleva a la libertad y seguridad, y el otro hacia la dependencia e idolatría. En resumen, vivir para la aprobación de otros NO PAGA BIEN.

COMO PODEMOS SUPERAR EL DESEO DE COMPLACER A LOS DEMÁS

DECISIÓN #1.- ENFÓCATE EN AGRADAR A DIOS Y NO A LA GENTE

“Queda claro que no es mi intención ganarme el favor de la gente, sino el de Dios. Si mi objetivo fuera agradar a la gente, no sería un siervo de Cristo.” GÁLATAS 1:10

No podemos vivir para complacer a todos y a la vez tratar de complacer a Dios. Necesitas elegir.

Como dijo una vez un famoso: “No conozco el camino al éxito, pero si del fracaso, y es el de tratar de complacer a todos”.

DECISIÓN #2.- VIVE POR MEDIO DE LA APROBACIÓN DE DIOS EN VEZ DE VIVIR PARA OBTENER LA APROBACIÓN DE LA GENTE.

“Pues hablamos como mensajeros aprobados por Dios, a quienes se les confió la Buena Noticia. Nuestro propósito es agradar a Dios, no a las personas.” 1 TESALONICENSES 2:4

Muchos hemos sido heridos y marcados en nuestra infancia. Muchos de los problemas que hoy tenemos, son producto de patrones heredados de niños. Especialmente las palabras de papá y mamá jugaron un papel vital en la formación de nuestras vidas.

Ante la ausencia de esta afirmación, déjame decirte que existe un PADRE PERFECTO, que te ama con locura, al cual no necesitas impresionar, ya que él piensa lo mejor de ti, y te dio su aprobación.

¿QUÉ DICE DIOS DE TI?

  • En Cristo, eres una nueva criatura. 2 CORINTIOS 5:17
  • Eres perdonado y tus pecados han sido lavados. EFESIOS 1:7
  • En Cristo, eres más que conquistador. ROMANOS 8:37
  • Eres la obra maestra de Dios. EFESIOS 2:10
  • Eres la luz del mundo MATEO 5:14
  • Estas lleno del mismo espíritu que resucitó a Cristo. ROMANOS 8:11
  • Eres coheredero con Cristo. ROMANOS 8:17
  • Eres embajador de Cristo. 2 CORINTIOS 5:20
  • Eres la justicia de Dios en Cristo. 2 CORINTIOS 5:21
  • Eres amado por Dios. ROMANOS 1:7

No importa lo que tú piensas, ni lo que otros piensen; eres quien Dios dice. No vivimos para la aprobación de otros, vivimos debido a SU aprobación.

Alonso Montenegro

Es tiempo de sembrar LA VERDAD DE DIOS sobre nosotros en nuestra mente y corazón; para sí poder experimentar la vida que ÉL diseñó para nosotros.