A CONTINUACIÓN LES COMPARTO UN POST QUE PUBLIQUÉ EN EL 2010, POR MOTIVOS DE CAMBIO DE SERVIDOR DE INTERNET, SE BORRÓ DE MI BLOG. ESPERO QUE SEA DE BENDICIÓN:

Y es así como quiero empezar este post… Tuve alguna vez un “amigo”, y hablo de él, justo porque ayer alguien me pregunto: “Alonso, ¿Qué fue de fulano?”. Realmente no se qué fue de él.

 Lo único que sé que nunca fue mi amigo, solo fui su juguete, alguien quien me llenaba la cabeza de cosas acerca de “zutano”. Y ahora como me arrepiento de haberme prestado para eso, mis oídos y mis palabras fueron cómplices; no me puedo quejar, porque se que yo sabía que estaba haciendo mal, pero en ese momento no se sentía tan mal, porque mi “amigo” era un “gran líder espiritual” entonces no se miraba como chisme ni como raje, sino como conversación espiritual entre dos pastores. (jajaja)
Era como que me iba predisponiendo para ser el cordero que iba a ser sacrificado, y yo no me di cuenta, no sé si por mi inmadurez en ese tiempo, mi corta edad o mi inexperiencia, pero no lo veía venir.
Y cuando todo explotó, y cuando pensé, que aquel maestro con el cual habíamos “maquinado” todo, estaría a mi lado, me di cuenta, que ni siquiera se quiso ensuciar las manos. Pero hoy día siento pena, porque he estado pensando en él, y aunque por muchos meses sentía un resentimiento hacia él, hoy solo siento mucha pena, y me pregunto: ¿A quién más le estará llenando la cabeza?
Yo se que soy responsable de muchas cosas, y es por eso que “lección enseñada, lección aprendida”, aunque eso no quita el daño y el dolor que causé al ser cómplice de eso; es por eso mi deseo de compartir esta lección de mi vida, para que de alguna u otra manera tengamos cuidado, porque nuestro enemigo, el diablo, buscará destruirnos.
Si escribo esto, es porque el otro día estaba hablando con otros colegas, jóvenes como yo, y veo en ellos una sed de aprender, pero también el riesgo de que sean utilizados para lo equivocado.
Aprendamos de nuestras experiencias. Lección de hoy, “Seamos influenciables, pero no marionetables”.