Pensamientos de un (no tan) joven pastor

Author: Alonso (page 3 of 4)

Tu noviazgo manchado por el pecado sexual

Este es un testimonio de un joven cuya relación con su enamorada estaba envuelta de pecado sexual, y nos narra sus luchas, caídas y victoria definitiva en el Señor. Aconsejo a todos los jóvenes, tengan o no enamorada(o) que lean el siguiente post:

<========================>

Yo estuve en una relación de 5 años de noviazgo pero vivíamos en pecado sexual. Siempre nos prometíamos que nunca más lo íbamos a hacer, que estábamos “dispuestos”, que íbamos a cambiar. Esto duraba solo unos 6 meses, al rato estábamos de vuelta teniendo relaciones sexuales, de vuelta al mismo ciclo vicioso pecaminoso.

Tuve que tomar una decisión, fue muy difícil, pero nada se compara a lo que Dios ahora ha traído a mi vida. Ahora puedo tomar decisiones a largo plazo, puedo ver a mi futura pareja con ojos que agradan a Dios y sobre todo con una decisión de guardar su corazón y cuerpo, como ofrenda de justicia para la gloria de Dios.

Mi decisión de dejar una relación pasada en fornicación, ha traído frutos de bendición para mi vida. Vivo en paz, en gozo, con esperanza de recuperar el regalo más apreciado que Dios nos puede dar y es el compartir un matrimonio puro. Ha sido un proceso largo y Dios continúa trabajando en mi persona, pero he aprendido lo que el amor significa: decisión de dar.

Ahora sí puedo decirte que conozco el amor verdadero y genuino. Aquel que busca la santidad y pureza desde el inicio. Las tentaciones están, pero mi espíritu ahora primero busca a Dios e inmediatamente mata los deseos de la carne. Ahora busco casarme como una promesa de Dios, y con la motivación de darle solamente a Él toda la gloria! Puedo amar a una mujer diferente, puedo respetarla y guardar su corazón para el matrimonio.

Una decisión puede cambiar tu vida para bien o para mal. Tú eres el que decide.

Como mentor de este ministerio (y como hombre que pasó por esta situación), yo aconsejo a otros hombres la separación definitiva de un noviazgo que ya se ha involucrado en relaciones sexuales. Seamos realistas, sé que cuando hay emociones involucradas, amigos y lugares en común, e incluso un futuro con planes de boda, esta separación es más dura y puede ser temporal, pero de una o de otra manera, muy necesaria.

No existen pasos específicos para terminar una relación, ya que las situaciones y personalidades son muy diferentes, pero algo claro podemos saber, que debemos tomar una decisión. Una de las mejores preguntas que nos podemos hacer es la siguiente:

¿Cuál es mi verdadera motivación para estar con ella o él?

Si tu motivación principal no es para darle la gloria a Dios con sus corazones y cuerpos, así como de un compromiso de casarse, eventualmente dicha relación no funcionará.

  1. Si estas con ella por placer, tu relación después de cometer fornicación se convierte pasional. Debes amputar dicha relación.
  2. Si tu intención es casarte con ella y ambos estás comprometidos, entonces la separación debe ser por un tiempo prudencial hasta que ambos corazones estén restaurados y dirigidos hacia Dios, con el fin de entrar a un matrimonio en pureza y santidad. Claro está, esto conlleva todo un proceso de restauración, que incluye confesión del pecado, aplicación de principios bíblicos, entrega de cuentas y buscar la Voluntad de Dios

En la mayoría de ocasiones, una relación de noviazgo en fornicación oculta sus actos, mantiene el acto en SECRETO y poco a poco se va convirtiendo en un hongo que pudre nuestra alma, sentimientos y hasta nuestro cuerpo.

Te explico ahora mis razones para separarse en un noviazgo que vive en fornicación.

Primero, porque debes romper el ciclo y rutina del pecado.

Con certeza, puedo afirmar que si tienes relaciones sexuales frecuentemente con tu novia, es porque ya conocen los momentos en los que pueden hacerlo, la rutina para quedarse a solas, como disculparse y prometerse que no lo van a volver a hacer, como callar la culpa, etc. En algún punto deben romper con este ciclo de pecado, y la única forma de hacerlo es de manera radical, de tajo, con una separación absoluta, geográfica, y emocional.

Segundo, porque la disponibilidad del cuerpo de tu novio o novia es ocasión constante para caer.

Es muy difícil limpiar tu mente si pensar en el cuerpo de él o ella te tienta, y mucho más si sigue estando a tan poca distancia para que des rienda suelta a tus deseos, y si ya tienes una costumbre “automática” de ver en forma lujuriosa o si hace mucho tiempo no respetas la forma en la que conduces tus manos. Una separación te permitirá identificar tus errores en este sentido, y decidir acerca de formas más puras en las que debes manejar tus ojos y manos en tu noviazgo.

Tercero, porque debes reflexionar en la naturaleza de tu noviazgo, o reencauzarlo.

La separación te ayudará a meditar tu relación y ver realmente si está basada en solo pasión y sexo, o realmente existe un compromiso de pureza y amor genuino, y un deseo interesado en hacer a la otra persona feliz.

En una relación sexual fuera del matrimonio, buscamos con sentimientos egoístas satisfacer los deseos propios de nuestra carne. Nunca pensamos en la otra persona, en lo que le va a afectar o las consecuencias futuras. Cuando estamos en fornicación, le robamos a la otra persona lo que era para alguien más. Le quitamos el regalo que Dios tenía guardado para el verdadero esposo o la esposa, y lo obtenemos por un momento de placer.

Una separación puede darte la oportunidad de decidir maduramente si es una relación que no puedes continuar más, pues tal vez no amas a la otra persona, sino solo deseas satisfacer tu carne, o si bien, debes reencauzar en pureza esa relación, establecer nuevas y mejores metas, vivirlo en santidad, y matar tu egoísmo.

Cuarto, porque debes romper con las ataduras emocionales y espirituales.

Nuestra Biblia dice que la intimidad sexual está hecha para crear lazos increíblemente fuertes entre un hombre y una mujer, de tal manera que se convierten en una sola carne, literalmente. Si ya has caído en fornicación, estás viviendo con esos lazos indivisibles que estaban reservados para después de tu boda –y por eso es tan difícil ahora abandonar el sexo con tu novio o novia.

y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo” ? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Mateo 19:5-6 NVI

Debes tomarte el momento para confesar este pecado ante Dios, y romper con tus palabras, estos lazos emocionales y espirituales que has creado, con tu novia o novio, y con todas las parejas sexuales con quienes hayas estado, en el nombre de Jesús. Puedes pedir ayuda para que un consejero o un líder de tu Iglesia te guíen en este proceso de libertad.

“Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.»” Mateo 26.41, NVI

A continuación, algunos pasos que puedo recomendarte según la experiencia que me tocó pasar para terminar la relación:

  • Medita cuál es lo que más valoras en tu vida: Tú pureza o el pecado sexual.
  • Deberás confesar tu pecado a alguien más, pueden haber consecuencias pero es algo que deberías haber pensado antes.
  • Con consejería, apoyo de Amigos de Responsabilidad, deberás hablarle a tu pareja de manera madura y terminar la relación.
  • Ambos pidan ayuda para sanar las heridas ocasionadas por la relación sexual.
  • Busquen cada uno un compañero o grupo de rendición de cuentas, para mantenerse en transparencia en su trato.
  • Ora para pedirle a Dios que te muestre Su voluntad con respecto al futuro de la relación.
  • Aprende a vivir en soltería al menos durante 6 meses buscando la libertad de tu esclavitud sexual y restauración de corazón y alma. Tu propia libertad te permitirá luego buscar la libertad de ambos como pareja.

<===========================>

Si estás ahora viviendo en un noviazgo en el cual ya no respetas las fronteras de pureza, o estás teniendo ya relaciones sexuales y quieres terminar con ello, busca ayuda urgente, habla con tu pastor, que estoy seguro que él querrá ayudarte. Pero por favor ya no lo sigas guardando creyendo que podrás superarlo, porque no podrás.

7 cosas que un líder de adoración debe saber

El pastor Perry Noble, pastor de la iglesia NewSpring en Carolina de Sur, escribió hace más de tres años en su blog siete recomendaciones que pueden ser de gran ayuda para los Líderes de Adoración en su iglesia. Aquí está:

#1 – Cuando cante… ¡ABRA LOS OJOS!

En serio… si una vez más asisto a una conferencia donde el líder de adoración cierra los ojos durante todo el tiempo, creo que le voy a tirar algo (¡no lo verá!)

He oído a pastores de adoración decir: Creo que sólo necesito adorar y entonces cuando la gente me vea será movida a hacer lo mismo. RESPUESTA INCORRECTA… ellos no están allí para verte, ellos necesitan ver a Jesús, y hay MUCHAS personas que nunca experimentarán la presencia de Dios a no ser que tú los GUÍES. (Por eso es el título de Líder de Adoración)

Es fácil cerrar los ojos y desconectarse, el reto es llevar a la gente a la adoración. NO, no he dicho que sea un pecado cerrar los ojos… pero cuando lo haces durante todos el tiempo (o gran parte del tiempo) se convierte en una distracción.

#2 – Tú no eres el predicador – ¡CANTA!

Asistí a una conferencia donde el líder de adoración pensó que debía predicar ¡Todos hemos pasado por esto! Michael McDerment, líder de adoración de mi iglesia hace un trabajo excelente presentando las alabanzas en un minuto o menos… y yo ya estoy molesto. (¡Las únicas personas que ahora están molestas son los líderes de adoración que hablan mucho!)

#3 – Rodéese de personas talentosas

El talento es importante. La ÚNICA organización que no entiende esto es la iglesia. Todos hemos estado en un culto donde una persona se para a cantar, PERO no sabe cantar… y queremos taparnos los oídos… entonces después del culto le vemos y le decimos ¡Disfruté lo que cantó!

#4 – Componga canciones

Aunque nunca las use en los cultos… escríbalas… expandirá su creatividad.

#5 – Lea la Biblia

Créalo o no, la música de adoración más antigua se escribió en la Biblia, y no en un himnario de tu librería más cercana. Michael siempre tiene su nariz metida en la Biblia… y ¡Sabe tan bien la palabra que a veces me intimida!

#6 – Trabaje al unísono con el pastor.

Michael y yo todas las semanas tenemos una sesión creativa. Él conoce el tópico del sermón a veces hasta con meses de anterioridad, y dedica tiempo orando sobre las canciones y la programación. Después de discutir el mensaje en una reunión creativa, hablamos sobre la música. Nosotros no decimos: Yo hago el mensaje, y tú haces la música, y entonces veremos qué pasa. ¡¡¡Somos un equipo!!!

Esto es todo lo que tenía, pero Michael quiere que yo diga una cosa más…

#7 – Ponga los sueños de Dios antes que los suyos.

La iglesia es el sueño de Dios… ¡no su álbum de adoración! ¡Métete en la iglesia y construye algo eterno en vez de estar tan obsesionado contigo mismo! Michael y yo hemos conocido a tantos músicos talentosos los cuales gastan tiempo tratando de “lógralo” cuando deberían asociarse a la iglesia desarrollando seguidores completamente devotos a Jesús.

Cuando pones los sueños de Dios antes que los tuyos, lo que puede ocurrir es maravilloso. Actualmente Michael está grabando un álbum de adoración que estará listo este otoño… y ¡la iglesia está contribuyendo con este proyecto! ¿Por qué? Porque Michael está dedicado a Jesús y a NewSpring… ¡ha puesto siete años aquí y la iglesia cree en él! Y yo no puedo esperar a que termine… ¡será una cosa asombrosa! Gracias Michael… ¡hermano, es un honor trabajar contigo!

El pastor arrogante

De antemano sé que ningún líder o pastor de una iglesia se considera arrogante o poderoso, por lo que me sorprendería si alguno admitiera lo contrario. En más de 17 años de conocer diferentes iglesias y otros grupos, son pocas las personas en posiciones de liderazgo que han mostrado estas características, pero en la vida de un líder puede haber factores circunstanciales que propicien estas actitudes. Lo importante es reconocer que éste no es el proceder que caracteriza a un seguidor de Cristo y menos la de uno que fue llamado al ministerio, no obstante, como seguimos siendo seres imperfectos, hay que tener la guardia en alto para evitar estas posturas inapropiadas, las cuales pueden impactar negativamente al ministerio y socavar la efectividad de un líder.

En el blog Great Leadership leí unos consejos para los ejecutivos de corporaciones, los cuales adapté para el contexto de una iglesia, obviamente el hecho de que los publique no quiere decir que YO soy el perfecto pastor, pero si estoy tratando de seguir estas pautas para evitar la arrogancia. Dios me ha hablado mucho en los últimos meses, y estoy tratando de cambiar algunas cosas de mi, y espero que estos consejo te puedan ayudar tanto como me ayudan a mi.

10 maneras de evitar la arrogancia del poder:

  1. Permite disentir. Más bien permite que aquellos que están en desacuerdo se sientan libres de expresar sus diferencias. Aliéntalos a exponer sus puntos de vista y a establecer el diálogo.
  2. Dedica tiempo a los miembros de tu iglesia, no me refiero al grupo que te asiste o apoya en las diferentes funciones del ministerio solamente. Haz un esfuerzo por conocer a fondo a toda tu congregación.
  3. Lee y responde toda tu correspondencia, especialmente los correos electrónicos. Devuelva todas las llamadas telefónicas en menos de 24 horas.
  4. Mantente disponible y accesible.
  5. Sostén regularmente conversaciones informales con los grupos que representen los diferentes sectores de su congregación (damas, caballeros, jóvenes, diáconos, etc.)
  6. Participa con regularidad en las actividades de cada departamento. Observa y ofrece ayuda o sugerencias sin desvirtuar la posición del líder.
  7. Organiza un desayuno, almuerzo o paseo con diferentes grupos de la iglesia.
  8. Realiza encuestas, mide el pulso de su congregación.
  9. Búscate un mentor, alguien de tu absoluta confianza que sea capaz de señalar tus errores o confrontarte (en privado) cuando sea necesario.
  10. Apóyate en la tecnología y en los medios sociales (blogs, Twitter, Facebooks, etc.) que muestren otras facetas de tu vida privada y familiar y no solamente ministerial.

10 razones por las que no deberías estar con él/ella

#1.- Si él/ella no está dispuesto(a) a luchar por su pureza. (Si él/ella no lucha por su pureza antes de casarse, entonces hay una mayor posibilidad de que él/ella no luche por su pureza después de haberse casado.)

#2.- Si él/ella está tratando de comprometerte en contra de lo que la Palabra de Dios dice claramente. (Si te aleja de la Palabra de Dios antes del matrimonio, lo harán aún más después del matrimonio…  la forma en que han vivido en el pasado y la forma en que están viviendo ahora, son indicadores de cómo van a vivir cuando te cases. No lo/la podrás cambiar… ¡Tú no eres el Espíritu Santo!)

#3.- Si siempre estás defendiéndolo(a) frente a la gente que te conoce, te ama y aman a Dios.  (La atracción es ciega … y muchas veces no puedes ver los puntos ciegos que los demás personas pueden ver con claridad.)

#4.- Si no quieres hablar de él/ella delante de la gente que puede desaprobar la relación por alguna razón. (Debido a que … cuando esto sucede, estás optando por ignorar lo que el Señor podría estar tratando de hacer evidente a través de los demás porque estás demasiado involucrado(a) emocionalmente para tomar una decisión racional.)

#5.- Si reconoces que la relación realmente  no va a ninguna parte … pero no quieres “romper”, ya que hacerlo podría causar que te vuelvas sea inseguro(a), porque has permitido que te asocien siempre con la persona con la que estás saliendo y no con Cristo.

#6.- Si te enteras que él/ella te ha mentido. (Si te miente antes del matrimonio, entonces te mentirá siempre cuando después de casados)

#7.- Si no puedes confrontarle acerca de algunos problemas sin que él/ella pierda los papeles.

#8.- Si descubres que él/ella te ha sido infiel.

#9.- Si hay algo en el/ella que te disgusta, pero crees que cuando te cases el “problema” desaparecerá. (¡En realidad no desaparecerá, sino que se hará más grande!)

#10.- Si Dios te ha hablado específicamente y te indicó que terminar la relación, pero no puedes/no lo harás debido a que “no quieres hacerle daño a él/ella”, o tienes miedo de que si terminas esta relación, entonces no tendrás otra oportunidad de estar con alguien más.

Software cristiano gratis: “e-Sword 10 completo”

Mi gran amigo Peter Cárdenas, ha recolectado y puesto a disposición en su blog,  todos los archivos para instalar completa la herramienta E-Sword versión 10.

Ahora bien, tu puedes preguntarte, ¿Qué es E-Sword?

e-Sword (Espada Electrónica) es un programa gratuito pensado para ayudarte en el estudio de la Biblia.

e-Sword es una rápida y efectiva manera de estudio bíblico. e-Sword está ricamente y amigablemente con muchas capacidades que un simple programa puede darle. El punto es que e-Sword es gratuito lo cual es una bendición para su estudio bíblico. Este programa fue creado por el aporte inmenso de hombres y mujeres de Dios que aportaron con sus textos para el beneficio de todos.

Tiene 3 secciones principales:

  1. La Biblia (en múltiples versiones)
  2. Diccionarios
  3. Comentarios bíblicos

Además cuenta con otras herramientas útiles como tópicos donde podemos leer libros electrónicos, devocionales, mapas y demás.

Este programa es muy versátil ya que podemos tener instalados sólo las versiones de la Biblia que deseemos, así como diccionarios y comentarios de nuestro agrado, y podemos agregar tantos como existan disponibles.

Este programa es muy versátil ya que podemos tener instalados sólo las versiones de la Biblia que deseemos, así como diccionarios y comentarios de nuestro agrado, y podemos agregar tantos como existan disponibles.

Otras funciones que ofrece:

  • Búsquedas de palabras o frases dentro de la Biblia, los diccionarios y comentarios.
  • Comparación de versículos en todas las versiones instaladas.
  • Vista en paralelo de versiones de la Biblia

El autor de este software es Rick Meyers y lo ofrece de manera gratuita.

No se olviden de visitar la página de mi amigo Peter Cárdenas para poder descargar gratuitamente este maravilloso software y de paso darle un agradecimiento por compilar esta maravillosa herramienta.

www.petercardenas.org

 

Consejos para predicar

Como sabrán yo no sé predicar, así que no puedo dar ningún consejo, pero si puedo compartirles un artículo que encontré en la página web de Project Management Source, donde presentan 27 consejos para mejorar tu forma de predicar; yo colocaré unos cuantos, el resto lo puedes leer de la misma página.

#1 – Conoce al público. Es difícil predicar a personas que no conoces, por eso antes de predicar mézclate con la gente y que te cuenten sus historias, ten un corazón compasivo y entrega tu mensaje pensando lo mejor de ellos.

#5 – Practícalo hasta la perfección. No es un crimen practicar un mensaje frente al espejo, yo le hago. Al contrario demuestras que quieres hacer lo mejor posible para Dios y así evitas errores en tu predicación. Nunca te lances sin haber practicado.

#9 – Haz un inicio fuerte. Capta su atención desde el principio, contando una historia, pasando un video o usando algún objeto visual. Ellos te seguirán hasta el final del mensaje.

#10 – Cuida tu lenguaje corporal. No seas una tabla, un poco de movimiento no quiere decir que seas carnal.  Las mano, los brazos y moverse de un lado a otro (sin exagerar) mantendrás que las personas presten atención.

#11 – Mantén contacto visual. Mira a la audiencia, si estás nervioso mira a un amigo, pero nunca, nunca, divagues con la mirada.

#20 – Momentos de silencio no es un crimen. Yo lo hago y me sirve para volver a captar la atención de la gente, porque ellos se preguntan; ¿por qué se calló? y una vez que tengo su atención, prosigo.

#21 – No grites. Una cosa es hablar claro y fuerte pero otra es gritar, Cuando uno grita no demuestra mas santidad sino mas falta de respeto por los demás.

#26 – Buena apariencia. Cuida tu apariencia, como vistes, no sea que distraigas a alguien con algún accesorio que llevas puesto.

Si tienes más consejos para mejorar mi predicación apreciaría mucho que los compartieses conmigo, deja en un comentario tus consejos. GRACIAS.

POR FAVOR ¡DEJEN DE INVITAR GENTE A LA IGLESIA!

Así es, como ya lo anuncié el día domingo pasado en la Iglesia Fe, a partir de ahora está terminantemente prohibido invitar gente a la iglesia.

Como pastor y papá espiritual de la Iglesia Fe, me he visto con la necesidad de establecer esta regla, que obviamente es una regla interna para todos aquellos que formamos parte de la familia de la Iglesia Fe, pero que responde a un problema mayor.

Para ser más claro, la razón de esta decisión es la siguiente: durante nuestra celebración por semana santa, yo mismo invite a mucha gente, pero ninguno llegó, especialmente un amigo por el cual he estado orando por bastante tiempo. Y mientras predicaba me di cuenta que la razón por la cual muchas personas no aceptan la invitación a una iglesia es por la incomodad de no conocer a nadie cuando entran y el miedo a los desconocido.

Es por eso que ya no voy a INVITAR gente a la iglesia, sino que en su lugar TRAERÉ a mis amigos a la iglesia. Los iré a recoger a su casa, nos encontraremos en alguna avenida, y vendremos juntos a la iglesia. Y así ya no se sentirán solos e incómodos, sino que tendrán a su amigo todo el tiempo a su lado.

Esa es la razón por la cual he pedido a todos que ya no invitemos, sino que hagamos un esfuerzo y traigamos a nuestros amigos y familia a la iglesia. Invitar es fácil y no requiere trabajo, pero el traerlos requiero tiempo, dinero y mucho amor.

Es tiempo de ver a la gente como Dios las ve.

¡Gracias por darte el tiempo de leer este post!

P.D. Si por un momento pensaste que me volví loco, pues estás en lo cierto. ¡LOCO POR CRISTO!

Aconsejando al estúpido

Recuerda que cuando la Biblia utiliza la palabra necio, quiere decir una persona que actúa estúpidamente, en un lenguaje más actual.

“No gastes saliva con los necios, porque despreciarán hasta el más sabio consejo.” PROVERBIOS 23:9 (NTV)

Cuando leo ese versículo de la Biblia, solo puedo decir, amén, amén y un gran amén.

A lo largo de todos los años que he servido en la iglesia, he conocido todo tipo de personas,  pero las personas que en verdad me sacan de mis casillas, son aquellas que te buscan por un “consejo”, pero en sí no quieren uno, sino que quieren exponer su problema, culpar a otros, pero nunca reconocer que tienen la culpa.

Ese el tipo de persona que nunca cambiará. Por lo general tiendo a alejarme de ese tipo de personas, porque he aprendido que mi tiempo es oro, y prefiero invertirlo en personas que si quieran escuchar y que si quieran cambiar.

¿Qué tipo de persona eres tú?

Tuve alguna vez un “amigo”

A CONTINUACIÓN LES COMPARTO UN POST QUE PUBLIQUÉ EN EL 2010, POR MOTIVOS DE CAMBIO DE SERVIDOR DE INTERNET, SE BORRÓ DE MI BLOG. ESPERO QUE SEA DE BENDICIÓN:

Y es así como quiero empezar este post… Tuve alguna vez un “amigo”, y hablo de él, justo porque ayer alguien me pregunto: “Alonso, ¿Qué fue de fulano?”. Realmente no se qué fue de él.

 Lo único que sé que nunca fue mi amigo, solo fui su juguete, alguien quien me llenaba la cabeza de cosas acerca de “zutano”. Y ahora como me arrepiento de haberme prestado para eso, mis oídos y mis palabras fueron cómplices; no me puedo quejar, porque se que yo sabía que estaba haciendo mal, pero en ese momento no se sentía tan mal, porque mi “amigo” era un “gran líder espiritual” entonces no se miraba como chisme ni como raje, sino como conversación espiritual entre dos pastores. (jajaja)
Era como que me iba predisponiendo para ser el cordero que iba a ser sacrificado, y yo no me di cuenta, no sé si por mi inmadurez en ese tiempo, mi corta edad o mi inexperiencia, pero no lo veía venir.
Y cuando todo explotó, y cuando pensé, que aquel maestro con el cual habíamos “maquinado” todo, estaría a mi lado, me di cuenta, que ni siquiera se quiso ensuciar las manos. Pero hoy día siento pena, porque he estado pensando en él, y aunque por muchos meses sentía un resentimiento hacia él, hoy solo siento mucha pena, y me pregunto: ¿A quién más le estará llenando la cabeza?
Yo se que soy responsable de muchas cosas, y es por eso que “lección enseñada, lección aprendida”, aunque eso no quita el daño y el dolor que causé al ser cómplice de eso; es por eso mi deseo de compartir esta lección de mi vida, para que de alguna u otra manera tengamos cuidado, porque nuestro enemigo, el diablo, buscará destruirnos.
Si escribo esto, es porque el otro día estaba hablando con otros colegas, jóvenes como yo, y veo en ellos una sed de aprender, pero también el riesgo de que sean utilizados para lo equivocado.
Aprendamos de nuestras experiencias. Lección de hoy, “Seamos influenciables, pero no marionetables”.

Pastores, ¡dejen de casarse con sus secretarias!

Durante estas últimas semanas, en las cuales mi esposa ha desarrollado una grave condición debido a su embarazo; he tenido que hacer de enfermero, cocinero, amo de llaves y otros tantos oficios que nunca creí que iba a desarrollar. Y la verdad, es que no me molesta por nada del mundo, al contrario; el poder servir a mi esposa, me ha hecho apreciarla y amarla mucho más.

No puedo decir que somos la pareja perfecta, pero ciertamente estos últimos años, han sido los mejores de todo nuestro matrimonio. La confianza que hemos desarrollado, la transparencia y sobre todo, el querernos y amarnos no por lo que hacemos, sino por lo que somos.

Pero para ser sincero, los primeros años fueron muy difíciles, en especial porque yo actuaba equivocadamente, exigiendo a mi esposa que se convierta en una secretaria personal en el ministerio. En ese tiempo yo quería una líder para la iglesia, más que una compañera de vida. Había mucha presión de parte de muchas personas, incluyendo mi pastor. La verdad que eso arruinó mi matrimonio.

Laura se casó conmigo porque me amaba y no porque era un pastor, y yo no pude hacer lo mismo con ella, sino que yo quería que sea “la esposa de pastor” ideal para el ministerio.

Cuando veo ahora a jóvenes pastores, que se casan, no por amor, sino por presión y por la necesidad de tener a alguien quien enseñe a los niños y lidere a las mujeres de la iglesia, me apena mucho. Porque no saben el daño que están a punto de causar; y lo digo con autoridad, porque durante los últimos años, lamentablemente he escuchado a muchas esposas de pastores, lamentar su vida, quejar de sus esposos y hasta odiar el ministerio.

POR ESO, PASTORES, ¡DEJEN DE CASARSE CON SUS SECRETARIAS! Y cásense con aquella dama, que les robó el corazón a la que quieras servir por el resto de tu vida, sin esperar nada a cambio.